ChauriJorge Herrera
Chauri
15 Oct 2017

Día 4: Anochecer (Parte 2)

La luz de las linternas empezó a titilar al unísono de manera extraña, parecía que aquel lugar se había vuelto casa navideña y las linternas que llevábamos eran luces que parpadeaban al son de noche de paz. El aire que se colaba entre las ventanas rotas de todo el edificio provocaba un silbido agudo generando una melodía suave y tenue que funcionaba como música de fondo para aquella excursión de pesadilla.

Seguimos avanzando entre aquellos pasillos oscuros, fríos y llenos de equipo de hospital siendo destrozados por el paso del tiempo y el ambiente, dejando únicamente las estructuras metálicas y los residuos de lo que alguna vez fue el soporte acolchonados de las camillas, las sillas de ruedas se encontraban por todos lados con ruedas dañadas, volteadas, siendo únicamente un armazón de metal o simplemente siendo un par de ruedas pegadas a una pared o tiradas en el suelo.

Era evidente que estaba asustado, mi hermano ya llevaba un par de veces que volteaba a verme para cerciorarse de que continuaba detrás de ellos, no dudaba que en cualquier momento me quedara petrificado por el pánico que sentía en aquellos momentos.

No era para menos, conforme subíamos al segundo nivel el ambiente se iba enfriando cada vez más, lamentablemente no traíamos un termostato para verificar la temperatura a la que nos encontrábamos, ya teníamos más de treinta minutos de grabación y solo podíamos estar veinte más con grabación por la duración de la memoria en la cámara deportiva que llevaban.

Al llegar al segundo piso vi una sombra moverse al final del pasillo, grité por el susto y todos voltearon a verme enseguida cuestionando por qué había gritado, les explique y cuando señale con la linterna a donde había visto la aparición, todo había desaparecido. La tensión estaba al máximo, no podía dejar de pasar saliva cada diez segundos intentando mantener la calma y no molestar a toda la tropa.

Seguimos caminando, las habitaciones abandonadas se volvían más extrañas con cada paso, haciéndome dudar de realmente qué tipo de personas estaban internadas en ese lugar, las paredes estaban con marcas profundas de arañazos, manchas de sangre como si hubieran estrellado sus cabezas en contra de la pared repetidamente hasta hacer sangrar lo suficiente y dejar una marca bastante notoria de sangre derramando por el muro…

Anochecer • Relatos Leave a comment

Chauri

Me llamo Jorge Herrera, con el seudonimo de Chauri y actualmente sobrepaso los 20 años de edad, habiendo egresado de la carrera de Animación, Arte Digital y Multimedia que se conjuntan con los títulos técnicos en Programación e Informatica. De nacionalidad Mexicana, soy alguien que le encanta la música, escribir, los videojuegos, las peliculas y la cultura oriental (literatura, manga y anime). Soy una persona creativa que todo el tiempo esta buscando la manera de saciar su sed de crear cosas nuevas o de experimentar con los conocimientos que ya tiene. De igual manera soy alguien que le gusta expandir sus conocimientos gracias a mi curiosidad que me fuerza aprender cosas nuevas para poder desarrollar los proyectos y planes que imagino con el tiempo.

View all author posts →

Deja un comentario

ESTOY EN VIVO!
STREAM DESCONECTADO