ChauriJorge Herrera
Chauri
20 Jun 2018

Día 9: Anochecer (Parte 3)

Las ventanas con cristales rotos que simulaban ser una orquesta de instrumentos de viento, generando silbidos y ruidos tan agudos, profundos y largos que asemejan a los llantos y aullidos de almas en pena, la temperatura seguía bajando, al menos así lo percibíamos.

No podía mantener mi pulso en paz y la linterna que me había tocado a mí, seguía sin poder enfocarse en un solo lugar y pareciera que estuviera corriendo, por la velocidad y nivel de movimiento que se percibe al ver el haz de luz que sale disparada de mi mano y que se dispersa con la distancia. De manera estrepitosa un sonido se escucha al fondo del pasillo, todos nos quedamos helados y quietos sin dar un paso más, como si estuviéramos jugando a los encantados y todos hubiéramos perdido.

Nos volteamos a ver entre todos, sin decir ninguna palabra y pareciera que toda una conversación transcurriera de manera natural y larga mediante las miradas que se cruzaban, el sonido que escuchamos a pocos metros de nosotros no dejo duda de lo que era, todos reconocimos al instante de lo que se trataba, los vellos de todo el cuerpo se erizaron como si quisieran escapar de su lugar y salir corriendo de aquella estructura vieja y demacrada. Volvió a sonar nuevamente el sonido y nuevamente no dejo lugar a duda de que se trataba de la risa de una pequeña niña, tan jocosa y alegre que generaba el efecto opuesto por el lugar que nos encontrábamos parados.

Recuerdo que no podía moverme, mi hermano y su amigo pasaron a mi lado, sentí una palmada en mi espalda en el momento que pasaba mi hermano, mi mirada se dirigió a el y vi como el me miraba con una sonrisa en la boca, tratando de hacer que me sintiera con valor y los acompañara, a pesar de que sabía perfectamente que también el se encontraba temblando de terror en su interior.

Tragué saliva y respiré profundamente tratando de armarme de valor, sin ningún otro remedio me propuse a seguirlos en su caminar al fondo del pasillo para averiguar que fue lo que generó aquel ruido tan peculiar y cliché. Mis pies querían seguir moviéndose y no parar de caminar, mas por el miedo de quedar en soledad en aquel sombrío, frio y tenebroso pasillo.

La última puerta del pasillo se encontraba cerrada, a un costado de ella, en un ángulo de noventa grados, se encontraba una ventana que daba a un patio verde, que, por la falta de cuidado del área, parece mas un bosque con frondosos árboles, pasto alcanzando grandes alturas y arbustos poblados. Antes de que mi hermano se dispusiera a empujar aquella puerta, se quedo catatónico observando aquella ventana, algo lo dejo paralizado…

Anochecer • Relatos Leave a comment

Chauri

Me llamo Jorge Herrera, con el seudonimo de Chauri y actualmente sobrepaso los 20 años de edad, habiendo egresado de la carrera de Animación, Arte Digital y Multimedia que se conjuntan con los títulos técnicos en Programación e Informatica. De nacionalidad Mexicana, soy alguien que le encanta la música, escribir, los videojuegos, las peliculas y la cultura oriental (literatura, manga y anime). Soy una persona creativa que todo el tiempo esta buscando la manera de saciar su sed de crear cosas nuevas o de experimentar con los conocimientos que ya tiene. De igual manera soy alguien que le gusta expandir sus conocimientos gracias a mi curiosidad que me fuerza aprender cosas nuevas para poder desarrollar los proyectos y planes que imagino con el tiempo.

View all author posts →

Deja un comentario

ESTOY EN VIVO!
STREAM DESCONECTADO